La cesárea

Cuando una mujer sufre una complicación en el momento de dar a luz, las cesáreas son el modo de que el bebé llegue sano  y salvo. Hoy en día no hay que preocuparse por ello, pues los adelantos de la medicina hacen que estas intervenciones sean de lo más seguras, incluso son programadas unos meses antes para que esté todo previsto.

La recuperación de la cesárea  depende de los síntomas de cada mujer. Para que se puedan realizar, la anestesia utilizada es la epidural, de esta forma, la futura madre está más consciente en el proceso de dar a luz, ayudando de forma segura a que el organismo produzca endorfinas durante el parto, además de que genera defensas  su forma de reacción es mucho más rápida.

Uno de los síntomas que se producen durante una cesárea, es la paralización de los intestinos, por ello, el abdomen sufre hinchazón   y molestias que duran de 2 a 3 días, por ello, durante la recuperación se recomienda  la abundante ingesta de líquidos e incluso dietas especiales para estimularlos. Durante las primeras 24 horas, el líquido no se toma y poco a poco se va administrando caldo con sal para la absorción de sodio que ayuda a reactivar el funcionamiento intestinal.

Los masajes también son muy recomendables. Estos se realizan en forma circular, en el sentido de las agujas de reloj, de este modo, la recuperación es más rápida.

Como en cualquier post operatorio, las recomendaciones del médico son necesarias seguirlas al pie de la letra.

Escrito por Belen | 10 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta