La recuperación después del parto

Después de dar a luz, es imprescindible que tus órganos internos, que se han visto presionados durante el embarazo, se recuperen.

Ya que muy bruscamente con el parto, se produce una transformación tan grande en el esquema  corporal, que muchas veces cuesta reencontrarse con el propio cuerpo  después del nacimiento de nuestro  bebé;  nos vemos nuestra barriga abultada, pero como ya no es el espacio que contiene a nuestro hijo  nos vemos “gordas”,  el echo de que los músculos abdominales se recuperen del gran estiramiento que experimentamos lo miramos como algo milagroso.

Pero, lo que sucede es que inmediatamente después del parto no se reconozca el cuerpo ni tenga la movilidad que se tenía antes del embarazo.

En esta etapa, resulta muy necesario moverse realizando ejercicios, trabajando en la reducción del periné, luego los abdominales y por supuesto las zonas que están sobre exigidas, los pectorales y sostenes espinales, hay que buscar un justo equilibrio entre momentos de esfuerzos y relación, lo más correcto sería  recibir un masaje que ayude mucho a relajarse y recuperarse en general.

Si el parto ha sido normal, a los treinta días es posible comenzar con una actividad física especializada, teniendo en cuenta antes si la hubo, la cicatrización de la episiotomía, si aún no se termina de cicatrizar, se puede empezar con realizar ejercicios de respiración, de elongación y relajación.

Aquellas mujeres que han pasado por la cesárea, necesitarán en vez de treinta, cuarenta días aproximadamente  para retomar movimientos más dinámicos, las que estuvieron realizando ejercicios antes del parto tienen más predisposición o continuar o retomar su agenda de actividades físicas.

Escrito por Belen | 8 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Molestias | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta