Bebés que dejan el pecho

Cuando un bebé ha de dejar el pecho, el paso al biberón, puede ser complicado, pues hay bebés que no lo aceptan.

Esta acción, se debe hacer de forma gradual, pues puede resultar traumático después de haber estado al calorcito de su mamá desde el nacimiento y ahora ha de tomar su alimento de distinta manera. La diferencia es bastante grande.

Para la madre, también supone un gran esfuerzo, pues se separa de su criatura en este lazo tan comunicativo entre los dos. Se tiene que alejar de su bebé e incluso no darle ella misma el alimento,  por ello, como ya hemos dicho, el cambio ha de ser gradual para evitar el sufrimiento por parte de los dos.

El quebradero de cabeza, supone buscar tetinas especiales, incluso recetadas por el médico hasta encontrar alguna con la que el bebé no se sienta extraño y la asimile con el pecho de su mamá.

El biberón, se ha de ir conociendo poco a poco por el bebé. Las primeras tomas, son más recomendables de la misma leche de la madre, la cual, se habrá de extraer del pecho e introducirla en el biberón. Tetina y leche, han de estar tibias para que el bebé las acepte sin ningún rechazo.

Si el bebé deja el pecho cuando ya tiene unos ciertos meses, un acierto, es comprar un biberón llamativo, con colores, dibujos… para que le llame la atención como si fuera un juguete, de esta forma, lo adoptará como algo suyo que reconoce. Ve introduciéndole zumo, agua… otros alimentos que le agraden en su apetito.

Escrito por Belen | 8 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Lactancia | Etiquetas: , , ,

Preparar el biberón

Consejos para las madres; ¿cómo se prepara un biberón?, antes que nada debemos tener en cuenta que la higiene en la madre o persona encargada de preparar el biberón tiene que tener una higiene adecuada principalmente las manos ya que podemos transmitir gérmenes dañinos al bebé por eso hay que lavarse muy bien, hay que destacar también la limpieza de la superficie destinada a la preparación del biberón, a continuación sigue con las instrucciones de la caja de la leche cabe destacar que es muy importante que se respete la dosis indicada, una medida de polvos por 30 ml de agua.

Siempre prepara el biberón en el último momento, no lo prepares con mucha antelación; y, si te tienes que desplazar llévate el biberón de agua caliente en el termo del bolso, y los polvos de la leche por separado si es posible en sus dosis marcadas, mézclalo justo antes de dar de comer al bebé.

En cuanto se refiere al agua que hemos de utilizar para la preparación de la leche para el biberón,  infórmate muy bien de la calidad del agua del grifo si estás pensando emplearla y en cuanto al agua de botella verifica en la etiqueta que es apta para la alimentación de bebés.

En cuanto a la limpieza de los biberones lo ideal es lavar inmediatamente después de la toma, para que se desprendan fácilmente las partículas de leche que se han quedado impregnadas en las paredes del biberón ayúdate con una escobilla y a continuación enjuágalo bien con agua fría pon especial atención  en la rosca del biberón y en el chupete.

De la esterilización debemos decir que nuestras abuelas y madres siempre han hervido los biberones, y si tú quieres depender de un esterilizador para estar más tranquila pues adelante.

Escrito por Belen | 18 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Lactancia | Etiquetas: , , , ,