Molestias en el embarazo. Dolor de espalda.

Esta molestia es de las que más se sucede en el embarazo. A medida que avanza el tiempo, el peso adicional es más evidente, lo que contribuye a que se resienta la zona y aumenten los dolores.

Es necesario que se aprenda a controlarlo y tomar nota de los consejos que ayudarán a aliviarlo.

  1. Cuidar la postura. Trata de mantener las caderas hacia adelante y la espalda recta. No camines arqueando la espalda ni sacando barriga.
  2. Usar zapatos cómodos sin tacón. Es evidente el motivo.
  3. Evitar levantar objetos pesados. Si hay que recoger algún objeto, hacerlo flexionando las rodillas.
  4. No permanecer mucho tiempo de pie. Si tienes que estar parada durante mucho tiempo, descansa sobre un banquito, así aliviarás la tensión en la espalda.
  5. Sentarse en sillas con buen apoyo para la espalda.
  6. Dormir de costado sobre un colchón firme, y evitar hacerlo boca arriba.
  7. Vestir ropa cómoda. Pantalones con banda elástica ancha que se sitúe debajo de tu barriga y te ayude a sostener el peso extra. También podemos ayudarnos con fajas que sujetan muy bien.
  8. Hacer ejercicios de espalda para fortalecer músculos. Además ayudarán a la hora de preparar el parto.

Durante el embarazo, es normal sentir dolor de espalda porque ésta, como hemos dicho, soporta un peso adicional. Con los consejos que se han dado se pretende mejorar la situación, aunque es algo que estará presente inevitablemente. Por tanto, tómalo con calma y no fuerces situaciones que puedan incrementar los riesgos.

Escrito por Belen | 19 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Dolor de espalda, el mal más común de las mamás embarazadas

Uno de los síntomas más comunes de las mujeres embarazadas es el dolor de espalda, así como también el motivo de su baja de trabajo cuando están embarazadas. Apenas pueden caminar debido a ese dolor atroz que están soportando y es más, el dolor va aumentando, a medida que los meses van aumentando, puesto que el feto va creciendo y ocupando más espacio en el útero llevando la mamá más peso del que debiera.

Como consejo útil y muy práctico, puedes aplicarte calor en la zona, calor seco, a través de una manta eléctrica o almohada. Realiza ejercicios específicos para embarazas. No te tumbas boca arriba con las piernas extendidas porque la zona lumbar se arquea y hace que la espalda se contraiga y te moleste más; para dormir, lo mejor será dormir de lado con una almohada entre las piernas flexionadas. Cuando te sientes, apoya la espalda al respaldo de la silla, te sentirás cómoda y segura. Haz salidas a caminar, además de hacerlo con un calzado cómodo, con un poco de cuña de uno 3 o 4 cm, ni con mucho tacón ni plana del todo…

Lo más normal para estos casos es realizar ejercicios para paliar los dolores y las molestias derivadas, así como practicar yoga, natación… sin olvidarnos de visitar a nuestro ginecólogo o médico para ver qué tipo de ejercicio va indicado para aliviar nuestro dolor de espalda, así como tomar algún analgésico para aliviar estos dolores.

Escrito por Belen | 27 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Dolores del embarazo y General y Molestias | Etiquetas: , ,