Embarazos tardíos

Según las estadísticas, cada vez las mujeres deciden tener un hijo con edad más avanzada. Esto supone un riesgo, pero la sociedad en que vivimos hace que la mujer decida ser madre a edades tardías, algunas ya cerca de los 40.

Este riesgo, ha de ser controlado, aunque no debe ser de gran preocupación pues si la madre está en perfecto estado de salud y no sufre complicaciones en su organismo, la gestación no tiene el por qué presentar ningún problema.

Si una mujer en avanzada edad, decide ser madre, antes de ello, ha de hacerse un chequeo intenso que pueda prevenir los riesgos con los que se pueda encontrar. Los antecedentes personales y familiares son una de las cosas que cuentan con mayor importancia. La información hacia el ginecólogo, puede prever futuros problemas y preparar el cuerpo de la futura madre para que las condiciones de la gestación sean de lo más óptimas. Cuando esto ocurre, las pautas a seguir en el embarazo serán las siguientes:

-los hábitos de alimentación han de cambiar, además del estilo de vida. Estos han de ser planeados por el médico

-si existe alguna enfermedad o dolencia, se tomarán las medidas preventivas en los fármacos que se administren

-las complicaciones como la preeclampsia, diabetes… se han de evitar en lo posible, pues con ello, los riesgos disminuyen

-los controles prenatales han de ser muy estrictos, por ello, esta clase de embarazos se clasifican en alto riesgo. Bajo ninguna circunstancia se ha evitar los exámenes, ecografías, análisis, test, pruebas, amniocentesis… estos son indudables ante un buen proceso

Embarazo con edad avanzada

La edad de las embarazadas, cada vez es más elevada, pero esto no supone siempre un problema, es verdad que los riesgos son mayores, pero si su estado de salud es bueno y el estilo de vida es saludable no tiene por qué existir ninguna complicación.

Los riesgos que se pueden presentar es el parto prematuro, cesárea o bajo peso del bebé al nacer.

Otros riesgos a considerar pueden ser:

-el aborto espontáneo porque el embarazo no va hacia adelante debido a las alteraciones de los cromosomas, aunque este riesgo existen en todas las embarazadas, sobre todo en el primer trimestre. A partir de los 40 años, el riesgo del aborto espontáneo es del 50%

-los defectos congénitos, surgen por las estructuras de los cromosomas, estos sucede si se tienen algún fallo en ellas. Aparece con ello, el Síndrome de Down, retraso mental, defectos físicos… a partir de los 35 años, esta posibilidad se hace mayor. En estas ocasiones, el médico realiza los estudios necesarios para averiguar los síntomas posibles. Las ecografías, determinan si el feto o sus condiciones presentan anomalías, se realizan muestras de sangre de la madre para la medición de proteínas y cromosomas, etc. La amniocentesis, es una prueba que se realiza a partir de la 13 semana de embarazo y se obtiene del líquido (amniótico) de la placenta , con ello, se estudia las células del feto para su posterior análisis

-las mujeres mayores, pueden sufrir hipertensión en el embarazo (preeclampsia), el nivel se incrementa con la edad, pero también es cierto que cualquier mujer embarazada puede sufrirla. Al inicio del embarazo se detecta, por lo tanto, con un tratamiento adecuado se puede corregir

Escrito por Belen | 23 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,