Cuidados para la episiotomía

Realizar una episiotomía, es algo común en algunos partos. Esta es una incisión que se realiza para que la apertura de la vagina, quede más grande y el bebé no tenga obstáculo en su nacimiento.

Este tipo de apertura, no suele tener ninguna complicación si se ejercen los cuidados necesarios en su cicatrización. Estos son algunos:

-el área ha de mantenerse limpia. Se ha de asear varias veces al día, sobre todo, después de defecar u orinar

-la zona, se ha de mantener seca. Es conveniente que esté aireada siempre que pueda, pues la zona, en que se produce la incisión, siempre está húmeda por el flujo de sangre que proviene después del parto, por ello, un poco de aire es beneficioso. Una opción, es con un secador de pelo aplicar un poco de aire de forma suave y tibia. Una lámpara de calor también es beneficiosa

-las toallas, han de esta siempre renovadas. Procura no usarlas más de una vez y en su lavado, utilizar jabón antiséptico, el cual, lleva soluciones desinfectantes. De esta forma, se evitan infecciones, ya que la sangre que fluye desde el útero, está en pleno contacto con la herida y los gérmenes que salen de ella provienen del intestino que va directamente al ano

-se han de tomar alimentos ricos en fibra para evitar el estreñimiento

-se puede realizar ejercicio muy leve como el keget, el cual, consiste en contraer los músculos para evitar retención de la orina

Escrito por Belen | 19 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , ,

Episiotomía

La episiotomía, es el corte que se realiza antes de que el bebé llegue a asomar la cabecita en su nacimiento, de esta forma, la abertura vaginal, se hace más grande y facilita la salida del bebé. El corte se realiza desde la abertura de la vagina hacia el ano o hacia un costado del muslo. Después de nacer el bebé y salir la placenta, se somete a la sutura. Esto solo se realiza actualmente, si es necesario, pues años antes, se realizaba de forma rutinaria. Por lo tanto, se realizará en los siguientes casos:

-si el bebé está en peligro, sufre tanto él como la madre, de esta forma se agiliza el parto

-para no usar fórceps o extractores

-si aun saliendo la cabeza, los hombros todavía no lo han hecho

-si la vagina es pequeña aunque haya dilatado

-si la vagina está demasiado tensa y el tejido no está estirado lo suficiente, de esta forma, se evitan desgarros musculares (hay veces que llegan hasta el ano)

-para evitar que los músculos se debiliten e incontinencias urinarias futuras

-cuando la cabeza del bebé es demasiado grande

-para evitar una cesárea si el bebé se encuentra en mala posición

Como ya hemos comentado, esto solo se hace si fuese necesario. El corte y sutura, se han de realizar bien, ya que este procedimiento requiere de cuidados quirúrgicos. Para que esto disminuya las posibilidades en el parto, se puede prevenir realizando ejercicios para fortalecer la zona y preparar a la madre para el parto, masajes prenatales en la zona antes del nacimiento (4 o 6 semanas antes de la fecha), aprender a respirar y empujar tranquilamente.

Escrito por Belen | 16 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Tipos de parto | Etiquetas: , ,

La episiotomía

Hay partos que no traen ningún tipo de complicaciones, las dilataciones hacen posible que el bebé nazca sin ayuda, sin embargo, hay casos en que se ha de realizar una episiotomía, esto es un corte que realiza el médico para agrandar la abertura de la vagina, ya que se necesita que esta sea mayor y no obstaculice la salida del bebé en la hora de su nacimiento.

Estas aberturas, no suelen tener ningún tipo de problemas, suelen durar entre 4 o 6 semanas. Cicatriza rápidamente, sobre todo, la que se realiza en dirección hacia el recto, sin embargo, la que se hace hacia un lado, es más lenta en su cicatrización.

Durante este período, se han de tener cuidados para disminuir el riesgo de que se sufra alguna complicación.

Después del parto y durante una semana, la mujer, no ha de realizar esfuerzos bruscos. Siempre de forma ligera, sin mucho trajín, pues los puntos pueden desprenderse.

Cuando ya ha pasado este período, se pueden retomar de nuevo las relaciones sexuales, usar tampones, realizar deporte… aunque al principio, en algunos casos, todavía se dan molestias, ya que los tejidos más profundos todavía no se han cicatrizado.

Entre las complicaciones que pudieran surgir, pueden ser algunas como:

  1. el desgarre en dirección al ano (si la episiotomía tiene esta dirección)
  2. hinchazón, sangrado, hematomas, dolor…sobre todo, si el corte es profundo, pues atraviesa músculos y tejidos
  3. infección (a través de las bacterias, por ello, hay que realizar buena higiene)
  4. dolor en las relaciones sexuales (varios meses)
Escrito por Belen | 4 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Tipos de parto | Etiquetas: , ,