El embarazo y el nacimiento

El embarazo

El embarazo es el periodo de tiempo comprendido entre la fecundación y el nacimiento del nuevo ser. Durante este periodo, que suele durar unos nueve meses, el nuevo ser se formará en el cuerpo de la madre.

Después de la fecundación del óvulo, éste se transforma hasta convertirse en embrión, que se implanta en las paredes del útero. Una vez implantado, el embrión queda rodeado de una bolsa, llamada placenta, y se une al cuerpo de la madre a través de un tubo, llamado cordón umbilical, por donde recibe el alimento y el oxígeno necesario para vivir.

Durante el embarazo el nuevo ser pasa por dos estados:

El embrión. Durante este estadio se empiezan a formar los órganos del nuevo ser, sobre todo los de la cabeza. Corresponde aproximadamente a los dos primeros meses de embarazo.

El feto. El nuevo ser ya tiene formados la cabeza y las extremidades. Corresponde a los siete últimos meses del embarazo.

El nacimiento

Cuando el nuevo ser ya está totalmente formado y es capaz de vivir en el exterior del cuerpo de la madre, nace. El proceso de nacimiento del feto se denomina parto.

Al nacer, el nuevo ser sigue unido a la madre por el cordón umbilical, que corta la persona que atiende el parto. La cicatriz que deja este corte es el ombligo u ombligo.

Al cortar el cordón, el recién nacido empieza a respirar por su cuenta. El dolor que le provoca la entrada de aire en los pulmones lo hace llorar. Durante los primeros meses de vida se alimenta de la leche de la madre.

Escrito por Belen | 5 de diciembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Tipos de parto | Etiquetas: , , ,

Ese período tan especial llamado embarazo

El embarazo es un período muy importante, el cual resulta inolvidable para cualquier mujer. Sin embargo, a lo largo de este lapso, los cambios a nivel corporal y metabólico, se hacen sentir. Por ello, es importante tener un panorama de las modificaciones que genera el embarazo, antes de llegar a esta etapa.

Durante los nueve meses de gestación, el cuerpo va sufriendo cambios y modificaciones paulatinas, las cuales se ven y se sienten. Si bien la característica fundamental de este período, es el aumento de peso y el engrosamiento abdominal, los verdaderos cambios, son más profundos.

Alrededor del 4º mes de embarazo, suelen comenzar a aparecer estrías, las cuales se profundizan aún más, cerca del fin de la gestación. Las mismas pueden ser tratadas a través de cremas especialmente formuladas, aunque se sugiere comenzar con el tratamiento desde que se obtiene la noticia del embarazo en sí.

Además, suelen aparecer hacia el sexto mes de embarazo, si es que el aumento de peso es normal, dolores de espalda y piernas. Los mismos se solucionan con reposo y la elevación de los miembros inferiores a 45º.

Desde ya que existen embarazos especiales, los cuales además de las mencionadas, presentan otras particularidades. Pero en estos casos, la sugerencia es adecuarse a lo que dice el médico, de manera estricta.

Escrito por Belen | 20 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Embarazo Mes a Mes y General | Etiquetas: , ,

Cuidados del cuerpo de la futura madre

El cuerpo durante el embarazo, suele sufrir modificaciones repentinas, las cuales generan serios inconvenientes en cuanto a la estética. Por ello, el cuidado de la piel y del cuerpo, durante el período de embarazo, es sumamente importante. Éste permitirá que la madre, luego de dar a luz, regrese a su estado habitual en el menor tiempo posible.

Uno de los grandes problemas que vivencia el cuerpo luego del embarazo, son las estrías. Las estrías, son marcas de la piel, las cuales surgen en los aumentos y disminuciones repentinas de peso. Por ello, el embarazo es un momento clave para su aparición. Los métodos para prevenir las estrías, son más fáciles de aplicar que los métodos para combatir las estrías. Por ello, se recomienda humectar correctamente la piel, utilizar emulsiones nutritivas y masajear permanentemente las zonas más afectadas.

Otro problema, es la aparición de celulitis en piernas y abdomen. La acumulación de líquidos e impurezas en las zonas más afectadas por el aumento de peso, determinan la aparición de los pozos antiestéticos, característicos de este padecer. Para evitar la celulitis, se deberá seguir una dieta equilibrada, óptima para el embarazo, consumir agua y ejercer ejercicio (también apto para el embarazo).

Finalmente, el busto y el abdomen pueden llegar a perder tonicidad a causa del aumento de peso. Por ello, se recomienda utilizar ropa interior adecuada al estado de embarazo. Por ejemplo, corpiños que sostengan adecuadamente y fajas que contengan el abdomen, sin ejercer presión excesiva, que impida el normal desarrollo del embarazo.

Escrito por Belen | 27 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Embarazo Mes a Mes y General | Etiquetas: , , ,

El efecto del embarazo en la mujer II

Toda esta fuente de hormonas creará cambios a nivel físico que se explicará mejor en otro post.

Pero, ¿y los cambios emocionales? Es muy importante que aceptes que en el embarazo existe la posibilidad casi inequívoca de que tengas sensaciones contradictorias y te sientas emocionalmente inestable. Unas veces con ganas de llorar y otras de reír; unas veces con muy mal humor o incluso sensación de depresión. Es en este período cuando los expertos aconsejan siempre disfrutar del apoyo de tu pareja y familia, porque con su apoyo, las penas son menores.

Tu médico te indicará los mejores remedios para soportar este período de inestabilidad de la mejor manera posible. Técnicas de relajación, masajes, yoga, largos paseos…

Pero yo te voy a dar uno incluso mejor. Disfruta de cada momento de tu embarazo, llora si quieres hacerlo, ríe si es lo que necesitas, da rienda suelta a tus necesidades porque, ¡caramba, estás embarazada! Y eso nos da derecho a las mujeres (con cierto orden, claro) a ponernos cascarrabias y puntillosas de vez en cuando. No te agobies por los cambios y piensa que todo pasa, desgraciadamente incluso lo bueno. Y es posible que si estás tan obsesionada con la etapa menos  agradable del embarazo, no disfrutarás de lo bueno. Y te arrepentirás, porque es la época más bonita de una mujer.  Porque es un milagro que sólo nosotras podemos experimentar.

Y, ¿el resultado? Habrás traído al mundo a tu hijo.

Escrito por Belen | 2 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , ,

Dolencias que algunas mujeres embarazadas sufrimos durante esta etapa

Según el Centro Proctológico Europeo, un elevado porcentaje de mujeres embarazadas sufre algún tipo de dolencia, las fisuras y las hemorroides suelen ser las más comunes y son conocidas como dolencias proctológicas.

Las hemorroides son una dilatación de las venas que se producen por la debilidad en la pared muscular de la región anal. Estas resultan muy molestas para las mujeres  que las padecen. Durante el embarazo muchas mujeres sufren de este problema que se produce por el aumento del volumen sanguíneo en la zona del útero. Esto hace que se incremente la presión sobre las piernas y las venas de la pelvis. Una patología de este tipo puede dificultar la lactancia materna. Se recomienda acudir al médico y asesorarse sobre el tratamiento adecuado que deberá realizarse en cada caso concreto.

Para aliviar las molestias que provoca las hemorroides, podemos seguir sencillas recomendaciones, como realizar baños de asiento, hacer ejercicio moderado y seguir una dieta equilibrada y saludable.

Hacemos eco una vez más de una solución que aportan especialistas del Centro Proctológico Europeo, donde aplican una solución que afirman es una solución “no invasiva e indolora”, la misma que aplican sin la necesidad de anestesia, ni hay cicatrices y no hay la necesidad de hospitalización, por lo que mejora la calidad de vida de las mujeres tras el embarazo y sin riesgos para el bebé. Una nueva técnica anti hemorroides conocida como “HEMOBYE”, técnica que no provoca ningún tipo de daño secundario, y lo principal no provoca ningún riesgo para la lactancia materna.

Escrito por Belen | 26 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Preparar el biberón

Consejos para las madres; ¿cómo se prepara un biberón?, antes que nada debemos tener en cuenta que la higiene en la madre o persona encargada de preparar el biberón tiene que tener una higiene adecuada principalmente las manos ya que podemos transmitir gérmenes dañinos al bebé por eso hay que lavarse muy bien, hay que destacar también la limpieza de la superficie destinada a la preparación del biberón, a continuación sigue con las instrucciones de la caja de la leche cabe destacar que es muy importante que se respete la dosis indicada, una medida de polvos por 30 ml de agua.

Siempre prepara el biberón en el último momento, no lo prepares con mucha antelación; y, si te tienes que desplazar llévate el biberón de agua caliente en el termo del bolso, y los polvos de la leche por separado si es posible en sus dosis marcadas, mézclalo justo antes de dar de comer al bebé.

En cuanto se refiere al agua que hemos de utilizar para la preparación de la leche para el biberón,  infórmate muy bien de la calidad del agua del grifo si estás pensando emplearla y en cuanto al agua de botella verifica en la etiqueta que es apta para la alimentación de bebés.

En cuanto a la limpieza de los biberones lo ideal es lavar inmediatamente después de la toma, para que se desprendan fácilmente las partículas de leche que se han quedado impregnadas en las paredes del biberón ayúdate con una escobilla y a continuación enjuágalo bien con agua fría pon especial atención  en la rosca del biberón y en el chupete.

De la esterilización debemos decir que nuestras abuelas y madres siempre han hervido los biberones, y si tú quieres depender de un esterilizador para estar más tranquila pues adelante.

Escrito por Belen | 18 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Lactancia | Etiquetas: , , , ,

Vómitos en el embarazo

Los vómitos del embarazo son temibles para las mujeres que se encuentran en esta etapa de gestación. Los más abundantes son durante el primer trimestre y sobre todo en la mañana. Los olores de las comidas también resultan molestos, incluso se les llega a coger manía a algunos.

Estas náuseas no se pueden eliminar del todo, pero sí aliviarlas o disminuirlas.

Para ello, hay que olvidar los condimentos, grasas y fritos, pues irritan el estómago y hacen más fácil la aparición de ellas.

Los caramelos con sabor a limón y las colonias cítricas son también eficaces. Si los tenemos a mano, alivian la sensación.

Las comidas han de ser más seguidas, por ejemplo, si antes comías tres veces al día, hazlo en cinco o seis. Esto no quiere decir comer más , sino más repartido. Así el estómago se siente más saciado durante más tiempo.

Las comidas más fuertes y olorosas son las calientes, por ello, parece que apetece más en este estado, las frías y ligeras como ensaladas o sopas frías.

Durante avanza el embarazo, las olores van siendo más significativas, poco a poco, te vas dando cuenta de cuales te molestan. Evítalas y te ayudará a no sentirte tan incómoda.

No te preocupes si tienes estos síntomas durante tu gestación, esto le ocurre a casi el 50% de las mujeres y suelen desparecer alrededor de las 16 semanas de gestación. Un síntoma femenino más del que no se encuentra una explicación clara. Algunos especialistas lo achacan a las hormonas, la nutrición, la psicología… cierto es que hay que sufrirlo en esta etapa de la vida.

Escrito por Belen | 30 de junio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Dolores del embarazo y General y Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , ,

Rutinas del embarazo

Cuando una mujer está embarazada lo más importante es el cuidado de ésta y de su bebé. El método para ver que la salud del bebé está correctamente, es a través de exámenes médicos periódicos, desde el momento que sabe que está embarazada, es importante acudir al especialista, éste le guiará sobre medidas a tomar.

En su primera visita al ginecólogo, éste le hará una prueba de embarazo, así como una exploración física y le cuestionará sobre su última regla; técnicas que le será útiles para predecir la fecha de su parto. Si usted se encuentra sana y no existe posibilidad de riesgo, el ginecólogo le citará para revisiones prenatales antes del nacimiento:

-          Cada cuatro semanas antes de la semana 28 de su embarazo, a partir de aquí, las revisiones se harán cada dos semanas hasta la semana 36 de gestación, y finalmente una vez por semana hasta el parto.

Si padece de un embarazo de riesgo, debe seguir las indicaciones de su ginecólogo, así como si tiene la presión alta o baja, si padece diabetes…

La rutina del ginecólogo en sus revisiones es preguntarle si se encuentra bien, en cada visita le hará un examen físico, le hará algún análisis de sangre para comprobar que no tiene anemia, le pesará, le tomará la presión arterial, le medirá la barriga para comprobar que su bebé está creciendo correctamente, le revisará las manos y pies (éstos, suelen hincharse durante el embarazo) y le dará consejos para seguir cuidándose bien.

Nadie sabe exactamente porque con cuidados prenatales tanto para la mamá como para su bebé, éste nace con buena salud. Lo que se sabe, es que funciona. No deje de acudir a su ginecólogo.

Fuente: embarazo

Escrito por Belen | 15 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Consejos de preparto y Documentales y General | Etiquetas: ,