Compañía en el parto

Hay hospitales que permiten la entrada al parto de algún familiar, el cual, casi siempre suele ser el padre. Esto se hace en beneficio de la madre, pues se encuentra más tranquila y segura con alguien a su lado, con el cual, puede compartir el momento del parto, además de que el bebé, en su llegada al mundo, puede sentir más armonía en su alrededor.

El padre, es el compañero ideal en este momento tan especial, pues aunque no lo ha llevado en su vientre, es el responsable de la concepción. Él debe igualmente compartir todos estos momentos, pues también formará parte de la crianza. En el caso de que el padre no pudiera acompañar el momento del parto, es aconsejable que lo sea otra persona de confianza para que la futura mamá no se sienta tan sola, se le ha de transmitir seguridad y relax en la medida de lo posible.

Estos momentos tan dolorosos, comienzan desde las contracciones y la dilatación, pues en algunos casos, se hace mucho más largo y el apoyo de otra persona transmite bienes emocionales.

Se le puede ayudar a las técnicas de respiración y relajación, transmitirle calma ante los nervios, de manera de conversación, utilizando diversas formas con imágenes o música, siempre temas que le agraden a la futura madre. Dar pequeños masajes también sirve de ayuda, pasar toallas húmedas, ayudarla a tomar una ducha…

A medida que pasan las horas, el dolor se hace más intenso, aumentando la desesperación e irritación emocional, mal humor brusco… hemos de ser muy compasivos y comprensivos ante esta delicada situación.

Escrito por Belen | 13 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Tipos de parto | Etiquetas: , , ,