Parto en el agua: la respiración del bebé

En los partos acuáticos los bebés salen del vientre materno hacia el agua y rápidamente son sacados de allí por manos expertas. Sin embargo, ¿Cómo logra respirar el recién nacido durante esos primeros segundos?

Hay muchos mitos en torno al parto en el agua y uno de ellos remite a la respiración del bebé. Lo cierto es que, al igual que sucede dentro del vientre, el bebé recibe el oxígeno del cordón umbilical por lo que no padecerá ningún sufrimiento. A esto hay que sumar el hecho de que los recién nacidos cuentan con un reflejo automático que impide que traguen cualquier sustancia mientras sale la cabeza. Este reflejo de inmersión evita que se ahoguen y estará presente durante los primeros seis meses de vida.

El recién nacido comienza a respirar en el momento inmediato en que se produce el cambio ambiental del agua al aire. Entonces se disparan una serie de reacciones químicas, hormonales y físicas que desencadenan la respiración. En el caso de bebés nacidos en el agua, el proceso es más lento pues todo su cuerpo se expone al mismo tiempo al aire y no sólo la cabeza como en el parto tradicional.

Vía: Crianza Natural

Escrito por MJA | 20 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: ,

Piscina para parto en el agua

Hay muchos tipos de parto y si con tu pareja has elegido la vía natural pues entonces tienes mucho por descubrir.

El parto en el agua es una de las opciones para aquéllas mujeres que desean recibir a su bebé en el hogar, en un medio similar al que se encuentra el feto en el vientre.

Si se trata de un parto acuático necesitarás de una piscina preparada para tal fin. La Bassine es una piscina diseñada para partos en el agua que te permitirá disfrutar del efecto relajante del agua. Fue diseñada por una madre inglesa y promete gran seguridad pues todos los detalles han sido considerados.

Así es como viene en color azul oscuro para otorgar mayor privacidad y tiene forma ovalada para que la futura madre pueda moverse con libertad. Además, tiene la profundidad perfecta para cubrir el vientre por completo y el suelo de la piscina se infla a mayor presión que las paredes para una mayor comodidad.

El diseño además permite que la pareja o la partera esté junto a la madre cuando lo necesite y las paredes son lo suficientemente robustas para que la mujer pueda apoyarse con libertad.

Escrito por MJA | 28 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , ,