Pies hinchados en el embarazo

Durante el embarazo, en especial cuando estás llegando al séptimo mes, suelen hincharse los pies ya que las hormonas del cuerpo cambian y favorecen la retención de líquidos.

El problema es que la pesadez puede volverse realmente molesta si tienes los pies hinchados.  Para que alivies tus pies, intenta mantenerte siempre en movimiento y usa un calzado que no sea ajustado, de forma que la circulación esté siempre bien activada.

Además, toma muchos líquidos justamente para no retenerlos porque cuando al cuerpo le falta agua tiende a reservar la mayor cantidad posible a modo de defensa.

Por otra parte, descansa siempre con los pies hacia arriba, aunque sea 10 minutos, de forma que no se acumulen los líquidos en los tobillos y hazte masajes energéticos de abajo hacia arriba de tus piernas para reactivar la circulación.

Por último, presta atención al estado de tus manos y rostro. Si también están hinchados y con frecuencia, será mejor que vayas al médico porque podría ser algún problema renal.

Escrito por MJA | 27 de mayo de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: ,

Pies hinchados durante el embarazo

Mira que se sufre durante el embarazo, que si la pérdida del cabello, las temidas y pesadas varices, los calambres, la fastidiosa lumbalgia, pero uno de los grandes problemas de nosotras las mamás embarazas es que al final de la recta casi que no nos vemos los pies, pero nuestros pies ya no son como lo eran antes, ahora están más hinchados de lo normal, así como también los tobillos, es conocido también como edema. La hinchazón de los pies se debe a un exceso de líquido que retiene nuestro cuerpo además de la reducción de la circulación de la sangre por nuestros pies.

Tu cuerpo no para de crecer, cada vez más y más, lo hace para proteger al bebé que está dentro y porque éste no para de crecer, así como también todos tus síntomas; con el parto, todos estos síntomas desaparecerán no te preocupes,  así que hasta que llegue ese momento te vamos a dejar una serie de pautas que puedes seguir para sobrellevar esta situación:

-          Eleva los pies cuando estés sentada, la circulación de la sangre circulará mejor por todas las venas, recuerda que cuanto más tiempo pases de pie más se te hincharan éstos.

-          Hidratarte es una forma de ir al servicio a expulsarlo.

-          Utiliza calzado cómodo que no te presione los pies, pues éstos deben estar de lo más libres.

-          Debes salir a caminar, ayudará a que las piernas junto con los pies se mantengan en movimiento reduciendo el edema de los pies.

Escrito por Belen | 18 de mayo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Dolores del embarazo y General y Molestias | Etiquetas: , ,