La amniocentésis

Los cuidados en el embarazo son pocos para la seguridad de que todo vaya hacia adelante sin problema. La amniocentesis, es una prueba que se realiza para comprobar que el bebé no tiene alteraciones en los cromosomas, defectos en el tubo renal, en su estructura (espina bífida), Síndrome de Down… esta prueba dejar muy claro las anomalías que puedan suceder en el sistema nervioso central, al igual si padece enfermedades genéticas hereditarias (fibrosis quística). Igualmente se puede determinar si hay infecciones, incompatibilidad del RH y la madurez pulmonar.

Esta prueba, analiza el líquido amniótico, no solo el que tiene contacto con el bebé, sino el que ha sido tragado por él y expulsado, por lo que está lleno de células que dan todos los datos de la genética.

A partir de la 14 semana, ya se puede realizar, aunque siempre es el doctor el que dará la confirmación de si es posible la realización, pues hay que tener en cuenta si hay bastante líquido amniótico, si la placenta está en buena posición, si la gestación tiene algún riesgo, si existe obesidad en la madre…

Para la realización, no es necesaria la anestesia, pues se trata de un pinzamiento que dura solo unos minutos. Se extra el líquido a través de la aguja, la cual, atraviesa el abdomen de la madre. Esto supone una gran precisión, pues se han de evitar daños en los tejidos, tanto en los de la madre como en la placenta y el bebé. Para ello, se realiza una ecografía antes, para así poder hacer visible el camino de la aguja que tomará la muestra.

Escrito por Belen | 10 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

La prueba de la amniocentesis

La prueba de al amniocentesis, se realiza en el primer trimestre de embarazo, y es una prueba, la cual, es ofrecida a mujeres que superan los 37 años, cuando ya tienen un niño o antecedente con alteraciones en los cromosomas, si se presenta alguna complicación en las ecografías (pliegue de la nuca engrosado) o si el riesgo de Síndrome de Down es alto (superior a 1/270).

Cuando esta prueba se ha realizado, se ha de guardar dos días de reposo absoluto y pasados esos días, llevar una actividad moderada, ya que se sufre el peligro de aborto (aunque en pequeño porcentaje).

Esta, es una prueba que ofrece mucha información a cerca del bebé, información muy valiosa para si el bebé presenta algún riesgo de generar infecciones, daños en la bolsa… si esto es evidente, se guardará el absoluto reposo.

Es una prueba arriesgada, pues el especialista, ha de tener mucha precisión, ya que se ha de punzar a través del abdomen de la embarazada con una aguja especial para ello, la cual, llega hasta la placenta y tomar una muestra del líquido amniótico. Si el bebé se mueve, es cuando se presenta el problema, pues se le puede causar un daño irreversible. La imagen se muestra a través de la ecografía, en la cual, se ve paso a paso, el recorrido de la aguja.

La muestra que se toma, varía entre 15 o 20 mililitros y se traslada al laboratorio para ejercer el análisis, en donde, se separan las células del feto para que se cultiven y analicen. Los resultados tardan unas tres semanas.

Escrito por Belen | 5 de marzo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

¿Cuántas ecografías me harán?

El número de ecografías, así como el momento de realizarlas, dependerán de cada caso individual. Habitualmente se sigue esta pauta:

La primera ecografía nos permite valorar la viabilidad de la gestación y datarla. En general se hace en la primera visita, en torno a la segunda falta. Nos permite visualizar el embrión y el latido cardíaco. Diagnosticamos las gestaciones gemelares y el tiempo de embarazo con mucha precisión. Esto último tiene especial importancia en el caso de ciclos menstruales irregulares o cuando se desconoce la fecha de la última menstruación.

La segunda ecografía se realiza en las 11-12 semanas de gestación, y permite ya valorar parte de la anatomía fetal. Es fundamental para medir el pliego o translucencia nucal, un marcador ecográfico del síndrome de Down. En caso de que este marcador esté aumentado, el feto tiene un riesgo superior al general a tener el síndrome de Down, y será necesario realizar otras pruebas como la biopsia de corion o la amniocentesis para llegar a un diagnóstico definitivo.

La tercera ecografía se realiza a las 20 semanas, es la morfológica y de alta definición. Se hace un repaso sistemático de toda la anatomía fetal, de pies a cabeza, que permite detectar las malformaciones estructurales. En nuestro centro la detección de malformaciones graves es superior al 80%.

Hay que tener en cuenta que las técnicas por la imagen permiten visualizar estructuras, pero no su función. Por ejemplo, se puede diagnosticar una anencefalia (ausencia de cráneo), pero no una sordera congénita.

Las malformaciones más frecuentes son las cardiacas y las renales. Otros, como la espina bífida, se pueden diagnosticar por ecografía, y por tanto no será necesario realizar otras pruebas.

A veces las ecografías rutinarias se pueden complementar con otras más especializadas, como la ecocardiografía (para completar el estudio estructural del corazón), o el Doppler de color (que evalúa el flujo sanguíneo feto placentario).

Al final del embarazo haremos entre dos y tres ecografías, en las semanas 28 y 35, para monitorizar el crecimiento fetal.

En la última ecografía haremos una estimación del peso del bebé en el momento del parto. Aquí hay que distinguir los niños macroscópicos (los que pesan más de 4.200 gramos al momento del parto) y los niños con retraso de crecimiento (habitualmente por una alteración en el funcionamiento placentario).

El grupo sanguíneo y el RH

En la primera visita se realiza la determinación del grupo sanguíneo y el RH. Si la gestante es RH negativa se procederá a realizar el test de Coombs indirecto cada trimestre, y también profilaxis con gammaglobulina anti-D en los siguientes casos:

-Procedimientos de diagnóstico prenatal invasivos (biopsia de corion, amniocentesis)

-En la semana 29 de gestación.

-Las primeras 72 horas del posparto si el recién nacido es RH positivo.

¿Cuándo podré saber el sexo de mi hijo?

Actualmente ya se puede conocer el sexo fetal a través de una análisis de sangre que se puede hacer a partir de la octava semana de gestación (en la segunda falta). Si usted lo desea, puede solicitar esta prueba y obtener el resultado en 4 días. Este análisis tiene una fiabilidad de casi el 100% cuando se realiza alrededor de la octava semana de embarazo.

Escrito por Belen | 19 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

¿Qué pruebas se realizarán durante el embarazo?

Durante el embarazo se hacen análisis de rutina.

En el primer trimestre se hace un análisis general de sangre y orina, y también de infecciones que pueden alterar el desarrollo embrionario del futuro bebé, como la toxoplasmosis, la rubéola, el VIH, los virus de la hepatitis…

Durante el primer trimestre se hace también el cribado EBA (cribado bioquímico-ecográfico) para descartar el síndrome de Down.

Si este cribado no se ha realizado en el primer trimestre, en el segundo se puede hacer el triple de ecografías dirigido a descartar el síndrome de Down y los defectos del tubo neural.

En el segundo trimestre se realiza el test de O ‘Sullivan para descartar la diabetes gestacional. Para este análisis no es necesario estar en ayunas. Tras la ingesta de 50 gramos de glucosa debe permanecer una hora en reposo en el laboratorio, y posteriormente se mide la glucosa en sangre para valorar la capacidad de eliminar el azúcar. Si el test sale alterado el ginecólogo solicitará una curva de glicemia y le hará recomendaciones dietéticas. Puede que le repitan un análisis general de sangre y / u orina.
En el tercer trimestre se repite un análisis general y se hacen pruebas de coagulación por parte.

En las últimas visitas se harán también análisis microbiológicos de secreciones vaginales y rectales para descartar la presencia del estreptococo beta-hemolítico. Este estreptococo coloniza la vagina de un 20-30% de las mujeres. Si el análisis es positiva será necesaria la administración de antibióticos durante el parto para evitar la transmisión de esta bacteria en el recién nacido.

Dependiendo de sus antecedentes y de la evolución del embarazo su médico podrá solicitar de otras exploraciones.

Escrito por Belen | 18 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Embarazo Mes a Mes y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , ,

Pruebas que se hacen durante el embarazo

Hay muchos tipos de pruebas que se realizan durante los tres trimestres del embarazo. Estas pruebas dan una idea del desarrollo del feto y también le permiten monitorear el riesgo de infecciones o enfermedades.  El embarazo viene con su propio conjunto de complicaciones, y estas cuestiones se resuelven para que mejoren  en las etapas iniciales. Los defectos de nacimiento se pueden corregir, y el peligro de heredar ciertas enfermedades puede reducirse al mínimo.

Algunas pruebas en el embarazo son las de rutina, y para garantizar un parto sin riesgo, pero algunos casos concretos, pueden requerir pruebas adicionales y tratamientos. Las mujeres mayores de 35 años o más, también tienen que tener un montón de pruebas para asegurar un embarazo y un parto saludables.

Las personas que tienen antecedentes de trastornos genéticos, o los casos de retraso mental en la familia, deben asegurarse de que se sometan a pruebas especiales para evitar posibilidades de que el feto en  desarrollo tenga  tales riesgos. También se puede visitar a un consejero genético para saber acerca de los riesgos y los tratamientos durante el embarazo.
Estas pruebas suelen ser:
Presión arterial.
Azúcar en la Sangre.
Otros exámenes de sangre.
Ultrasonido o ecografía.
Análisis de orina.
Prueba  del cuello del útero.
Prueba de translucencia nucal.
Detección de alfafetoproteína (AFP).
Amniocentesis.
Muestreo de vellosidades coriónicas (CVS).
Monitoreo fetal.
Estreptococo del Grupo B.
Contracción prueba de esfuerzo.
Percutánea de sangre umbilical de muestreo (PUBS).

Fuente: el embarazo

Escrito por Belen | 22 de febrero de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , ,