Tonificar la musculatura del periné

Durante el embarazo, la relaxina extra del cuerpo, relaja las articulaciones, y la presión del útero dilatado puede distender la musculatura del suelo pélvico o periné.

Si es la primera vez que estás embarazada, quizá nunca hayas escuchado hablar de esta zona.

El periné va desde el pubis hasta el coxis y conforma el piso de la pelvis, zona que soporta el útero, el intestino y la vejiga, y cierra la entrada de la vagina, el recto y la uretra. Este conjunto muscular se encarga de sostener la parte baja del abdomen.

El periné es muscularmente hablando similar en hombres y mujeres. La diferencia más importante radica en que el periné de la mujer soporta durante el embarazo, parto y post parto, una gran presión y tensión que si bien sucede durante un breve período, puede dejar huellas y secuelas importantes.

Es frecuente que las mujeres que ya tuvieron hijos presenten cierta vulnerabilidad en esta zona. Como consecuencia, pueden sufrir molestias o ligeras pérdidas de orina cuando se ríen, tosen o estornudan.

Para contrarrestar estos efectos, se recomienda realizar, de manera constante y regular, ejercicios de contracción y relajación de los músculos localizados alrededor de la vagina, para mantener tonificado el suelo pélvico.

Asimismo, se recomienda la realización de ejercicios físicos para fortalecer la musculatura del glúteo mayor que, al alcanzar las articulaciones sacro-iliacas, puede “mantener” la pelvis. La adecuada tonificación de los músculos del periné posibilitará llevar adelante a la mamá un mejor parto y post parto.

Escrito por MJA | 26 de junio de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta